martes, 13 de diciembre de 2011

Tigre: Más de 30 dotaciones de bomberos controlaron un voraz incendio



Una fábrica de plásticos se incendió provocando una inmensa columna de humo negro. Trabajaron en el lugar 35 dotaciones y más de 150 bomberos, para finalmente poder controlar las llamas. El intendente de Tigre, Sergio Massa, se hizo presente en el lugar del siniestro: “No hay ninguna situación que lamentar. Les digo a los vecinos que no hay peligro de contaminación en el ambiente, que se queden tranquilos”.

El hecho se registró en Cabelma, una planta de fabricación de botellas, ubicada en Las Tunas, de la localidad de Pacheco. El jefe del operativo afirmó que el siniestro "está controlado" y que "dos bomberos sufrieron heridas leves".

El incendio fue registrado por las cámaras de seguridad del municipio y a partir de ello más de treinta dotaciones y 150 bomberos se acercaron al lugar y sofocaron el incendio. El fuego generó una gran columna de humo de 50 metros de altura. Además trabajaron doce ambulancias de soporte, más allá de que fueron tres las que operaron en actividad para los tres traslados hechos.

“A pesar de que las pérdidas materiales son cuantiosas, gracias a Dios no hubo víctimas, no hay riesgos de intoxicación y sólo tenemos tres heridos leves, un empleado municipal que trabajó en las primeras tareas de evacuación, y dos bomberos con quemaduras en una pierna y otro por un principio de asfixia. Ambos pertenecen a Benavídez y al cuartel de Pacheco. No hay ninguna situación que lamentar. Les digo a los vecinos que no hay peligro de contaminación en el ambiente, que se queden tranquilos”, sostuvo el intendente Massa cuando se dirigió al lugar, donde supervisó las tareas y felicitó a todos los que posibilitaron que se pudiera controlar el siniestro.

"Pusimos en marcha el sistema de protección ciudadana que incluye a cuarteles de bomberos, ambulancia y móviles municipales más el apoyo de Policía y Gendarmería. Hoy tenemos que lamentar los más de dos meses de producción que perdió esta empresa, que ya había invertido más de 70 millones de dólares hace poco tiempo en plástico recuperado (PEL). Los daños son importantes porque lo que se quemó es una hectárea y media de producción, pero no hay riesgo ambiental ni de intoxicación, resultado de los controles de emisiones ambientales, realizados junto a la OPS y la Policía ambiental”.

“En este lugar, con 300 trabajadores, no se manipula material altamente peligroso. Hace muy poco en Cabelma, una de las empresas más antiguas de Tigre, pusieron en marcha la planta de recuperado de PET, que viene trabajando con el municipio en la recuperación de plástico, con un concurso donde participan chicos de alumnos secundarios, junto el PET y la empresa financia parte del premio que pone el municipio en viajes al Delta y de egresados. Cabelma tiene un enorme compromiso con la comunidad, financiando becas educativas con participación en la bolsa de empleo y haciendo capacitación laboral en el personal propio y entre los vecinos de la zona", precisó Massa.

La planta está situada en Las Tunas, entre las calles Lamadrid, Luis María Campos, Donato Álvarez y Arévalo. Por precaución, varios vecinos de la zona fueron evacuados.

José Cornejo, jefe de los bomberos que trabajan en la extinción del siniestro, aseguró que el mismo "se controló" y que dos bomberos, de los 180 que se acercaron al lugar, "sufrieron heridas leves" y están "fuera de peligro". Además, sostuvo: “Fue un esfuerzo mancomunado entre todos los cuarteles y el Sistema de Emergencias Tigre, que se puso en funciones rápidamente, y comenzamos el desplazamiento para apagar el incendio y que no llegue a la planta principal. El incendio lo registraron las cámaras de seguridad del municipio, que avisaron al cuartel de bomberos y comenzamos el trabajo”.

Peritos policiales y de bomberos trabajan para determinar las causas del siniestro que afectó a una hectárea y media de producción de la planta.



















lunes, 12 de diciembre de 2011

TIGRE: LAS CÁMARAS ATRAPAN A LADRÓN QUE INTENTÓ VIOLENTAR COMERCIO












El hecho se produjo durante la madrugada en la Av. Cazón y Chacabuco de Tigre Centro, cuando un delincuente intentó violentar una lencería y fue identificado por las cámaras de seguridad del Municipio.


El malviviente levantó la persiana que se encontraba cerrada, pero los operadores de las cámaras del Centro de Operaciones Tigre (COT) alertaron al móvil de seguridad municipal más cercano que llegó rápidamente al lugar.

Andrés Aros Rodríguez de 37 años de edad intentó disimular y negar su accionar ante los efectivos policiales, pero todo había quedado registrado por las cámaras y fue trasladado a la Comisaría Primera de Tigre.

La Fiscalía Descentralizada de Tigre a cargo del Dr. Mariano Magaz intervino en la causa, y este hombre con antecedentes delictivos fue imputado del delito de "tentativa de robo" y quedó a disposición de la Justicia.

Tigre cuenta con 692 cámaras de seguridad, 32 cuadrículas con móviles de seguridad municipales que colaboran con la Policía, GPS para controlar los patrullajes y un programa denominado ALERTA TIGRE 2.0. con más de 15.000 inscriptos que permite alertar silenciosamente al Centro de Operaciones Tigre a través de los dispositivos LAPOS de VISA para compras con tarjeta en los comercios, botones de pánico en los colectivos, alarmas en escuelas y celulares de los vecinos a través de SMS o computadoras conectadas a internet o Twitter y Facebook entre otras modalidades de alerta.

Durante este último mes, se inició la primer etapa de instalación de botones de pánico en las casas y departamentos del partido para alertar sobre emergencias policiales, ambulancias o bomberos.

lunes, 5 de diciembre de 2011

TIGRE: LAS CÁMARAS ATRAPARON FUNCIONARIO JUDICIAL COMPRADO POR NARCOS

Fue una investigación encabezada por la Fiscalía Descentralizada Tigre en Investigaciones de Drogas Ilícitas a partir de un trabajo conjunto de las cámaras de seguridad del Municipio, escuchas y el accionar de la Policía de la Provincia de Buenos Aires.


La organización delictiva estaba encabezada por dos mujeres,  Marcela Maralia Brandon, de 35 años de edad,  alias “MARA” y  Patricia Adriana Usabiaga, de 47 años, alias “PATO” quienes recibían en alrededor de 20 celulares rotativos los pedidos de dosis de paco disimulados como “Compacts disks”, “Pollos” o “Gaseosas”.

Una vez recibidos los pedidos, las malvivientes tenían una red de 10 “dealers” en bicicleta que entregaban la droga a los consumidores intentando o creyendo sortear sin suerte las filmaciones de las cámaras. Utilizaban las bicicletas para evitar los operativos de motos que se realizan en la ciudad.

En una de las escuchas sobre esta peligrosa banda, el marido de la jefa  “MARA “, amenaza con sacarle las muelas y cortarle los dedos a un “dealer arrepentido” que ya no quería seguir formando parte de la organización. Este sujeto era el encargado de amedrentar a la mano de obra utilizada para cometer ilícitos.

Lo llamativo del caso es que la banda contaba, además, con un miembro del poder judicial llamado Irineo Ramón Duarte, alias “TITO”, de 65 años,  el Jefe de Despacho de la Defensoría Oficial a meses de jubilarse, el cual es captado por las cámaras de seguridad en varias oportunidades recibiendo en la propia Fiscalía a “PATO” la otra jefa de la banda para proporcionarle los allanamientos que se iban a realizar o los avances de las investigaciones  de droga y así darle cobertura a la organización.

Se realizaron múltiples allanamientos donde se detuvieron a 14 miembros de la banda entre ellos la jefa “MARA”, se secuestraron más de 2.000 dosis de paco, 30 tizas compactas, marihuana, armas de grueso calibre, vehículos  y 23 celulares.

Irineo Duarte, alias “TITO” fue detenido por  la Policía y filmado por las cámaras cuando salía de su casa y en su poder se encontraron fotocopias de causas donde estaban implicados narcos.

En el mismo procedimiento, se detuvo a la otra jefa “PATO” que circulaba en moto con otro delincuente de la banda.

Tigre cuenta con 692 cámaras de seguridad, 32 móviles de seguridad municipales además de los 32 patrulleros de la Policía, 7 fiscalías descentralizadas y un sistema ALERTA TIGRE donde más de 15 mil vecinos alertan sobre hechos delictivos a través de dispositivos POS en comercios para tarjeta de débito/crédito, botones de pánico en colectivos, escuelas y ahora en domicilios, SMS desde celulares, twitter o facebook así como computadoras conectadas a internet.